Eventos adversos en obstetricia

Posted in Recursos y Herramientas

Eventos adversos en obstetricia

Las últimas semanas de un embarazo son de gran importancia para la salud del bebé porque órganos importantes como el cerebro y los pulmones no se desarrollan totalmente hasta el final del embarazo. El nacimiento de un bebé no debe ser programado antes de las 39 semanas de gestación, a menos de que haya una justificación médica válida. El Grupo Leapfrog, una coalición público-privada de compradores del cuidado de salud, indica que las tasas de nacimientos electivos tempranos van de menos de 5% a más de 40%. Setecientos setenta y tres (773) hospitales reportaron 57,000 nacimientos electivos tempranos antes de las 39 semanas de gestación por cesárea o inducción en el 2010 sin justificación médica.

La eliminación de estos nacimientos electivos tempranos requiere un esfuerzo combinado entre médicos, personal de enfermería y líderes en los hospitales. La implementación exitosa de un programa de 39 semanas sólo se puede lograr a través del compromiso para proveer un cuidado centrado en el paciente y seguro.

Otros temas de eventos obstétricos adversos en los cuales el Proyecto HEN se enfoca incluyen: cesáreas injustificadas, pre-eclampsia, hemorragia post-parto, mortalidad neonatal, infecciones neonatales y traslados a NICU, entre otros.